martes, 9 de diciembre de 2008

Tenerte

Tenerte en lo humano y en lo sublime,
en la fantasía y en la razón...
Tenerte en la sangre y en lo sensible,
unidos y eternos en nuestro amor.
Tenerte en la boca y en los suspiros,
en el verde esperanza y en la azul ilusión...
Tenerte en el aire y en los latido,
te reclama desesperado el corazón.
Tenerte en la piel y en los sentidos,
en el pensamiento y en la emoción...
Tenerte en el alma y en cada camino,
sin más prioridad que esta obsesión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario